Juventud Rural Emprendedora Procasur
FIDA

Jóvenes indígenas en El Salvador: emprendurismo, liderazgo y cultura ancestral

jovenes indígenas2

En el Municipio de Santo Domingo de Guzmán, en el occidente de El Salvador, hay jóvenes que se esfuerzan por conservar sus raíces indígenas náhuatl pipil. Es así como demandan a las autoridades locales espacios para el aprendizaje del idioma autóctono (Nahuat) y la transmisión de conocimientos de sus abuelos y abuelas a las nuevas generaciones, lo cuan han logrado. También existen otros grupos de jóvenes indígenas en el Municipio de Nahuizalco, que se dedican a elaboración de artesanías con semillas y fibras naturales. En estos territorios desarrolla sus actividades el proyecto Amanecer Rural del Ministerio de Agricultura y Ganadería y cofinanciado por FIDA, el cual ha solicitado a Procasur conocer experiencias exitosas de modelos de intervención con jóvenes indígenas en otros países.

El acercamiento a estas buenas prácticas, aportará al trabajo con estos jóvenes, así como al rescate de su cultura y de sus conocimientos ancestrales. Vale señalar que en El Salvador recientemente, el 12 de junio de 2014, fue ratificado por la Asamblea Legislativa la reforma al artículo 63 de su Constitución Política, en donde se “reconoce a los pueblos indígenas y adoptará políticas a fin de mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores y espiritualidad”.

Por otra parte, en el mes de julio, el proyecto AMANECER RURAL convocó a más de 60 jóvenes para la constitución de la Red de Sonsonate – Occidente, avanzado en la construcción del plan de trabajo y la identificación de talentos locales jóvenes.

La bienvenida del taller estuvo a cargo del Director del proyecto Amanecer Rural, Carlos Gómez, quien brindó unas palabras a los jóvenes, reiterando el apoyo, y afirmando lo siguiente: “los jóvenes tienen muchas capacidades, pero requieren oportunidades concretas para realizar sus sueños, este es un reto conjunto al que debemos apostar”. Del mismo modo, la coordinadora de la Unidad de Género, Juventud y Población Indígena, Selma García, también se refirió al potencial de la juventud, manifestando la necesidad de fortalecer las iniciativas que se están dando en los territorios desde el intercambio de experiencias, para que los jóvenes crezcan en lo personal y productivo.

El proyecto apoyará la constitución de nuevas redes. En los próximos meses se convocará a jóvenes de Ahuachapán centro y norte para formar su propia red, así como a jóvenes de Santa Ana para terminar de conformar las tres redes territoriales, que a su vez tendrán posibilidades de conectarse entre ellas y apoyarse mutuamente a partir de su articulación en una Red de jóvenes rurales de la región occidental del país. Esta Red regional, unida a las de las regiones oriental, Central y paracentral, constituirán la Red nacional de jóvenes emprendedores de El Salvador.