Juventud Rural Emprendedora Procasur
FIDA

Plan Nacional de Juventud Rural

foto 3

A partir del Taller internacional: “Integración económica y participación social de la juventud rural de América Latina y El Caribe”, se impulsó en El Salvador la elaboración del “Plan Nacional de Juventud Rural” elaborado con liderazgo de hombres y mujeres jóvenes salvadoreños, y apoyo de los proyectos MAG-FIDA e instituciones aliadas en materia de juventud rural. Adicionalmente a este Plan general, cada proyecto del MAG-FIDA (PRODEMORO, PRODEMOR CENTRAL y AMANECER RURAL) elaboró y presentó un Plan específico, con acciones concretas a ser implementadas en función de contribuir a las metas del Plan Nacional de Juventud durante el 2014 (y 2015 en el caso de PRODEMOR).

En base a estos avances, y con el apoyo técnico-metodológico de PROCASUR se realizó en marzo 2014 un primer Taller de Diagnóstico y Planificación, con el objetivo de analizar en conjunto las líneas de acción planteadas a nivel nacional y de los proyectos, generar recomendaciones de mejora y reforzamiento de las estrategias planteadas, e identificar prioridades de acompañamiento técnico-metodológico desde PROCASUR, en el marco de las directrices elaboradas por el Programa Juventud Rural Emprendedora (PJRE).

En el caso salvadoreño, la propuesta de inclusión de la juventud rural contempla tres principales ejes de acción:

1.- Participación: creación de la Red de Jóvenes Rurales de El Salvador y Escuela de Tutores de Jóvenes para Jóvenes.

2.- Formación: talleres de capacitación y habilidades para el emprendimiento; gestión de becas de estudios a nivel técnico-vocacional y universitario para la juventud rural, que aporte a la ampliación de oportunidades de empleo e ingresos; fortalecimiento de la autoestima y empoderamiento crítico y analítico.

3.-Emprendedurismo: que incluye diagnóstico del mercado potencial de las cadenas productivas priorizadas; financiamiento e implementación de emprendimientos juveniles individuales y colectivos; facilitar asistencia técnica y seguimiento de los emprendimientos productivos juveniles; realizar actividades de apoyo a la comercialización de productos por medio de la participación en ferias, mercados solidarios, entre otros.

Para el desarrollo de estos aspectos, el taller contó con dos espacios de trabajo. El primero de ellos estuvo orientado a la generación de capacidades y coordinación directa con los equipos técnicos de los Proyectos FIDA en relación a (i) Caracterizar y contextualizar a la juventud rural de El Salvador en el marco de los Proyectos FIDA; (ii) Analizar conceptos, enfoques y herramientas claves para el trabajo con jóvenes rurales, incluyendo temáticas específicas como emprendimiento, financiación, gestión del conocimiento y generación de capacidades. (iii) Fortalecer las capacidades de los equipos técnicos para la transversalización del enfoque de juventud en el marco de los proyectos de desarrollo rural; (iv) Analizar conjuntamente los Planes de juventud elaborados por los proyectos, detallándolos y ajustándolos para la implementación del enfoque de juventud; y (v) Consensuar una agenda de trabajo para el acompañamiento técnico por parte de PROCASUR.

En un segundo momento, las actividades estuvieron orientadas al trabajo con los y las jóvenes participantes (30) con el objeto de realizar un diagnóstico sobre sus expectativas y demandas, identificar objetivos y líneas de acción para la construcción de una red a través de metodologías participativas y lúdicas, generar acuerdos, compromisos e identificar responsables para la implementación de los Planes de Juventud Rural, incluyendo acciones específicas a los proyectos y transversales para la conformación de la Red Nacional.

Descarga